DIMEC valida reconversión de equipos CPAP en proyecto de empresa SIGMA

Reconversión de equipo CPAP

De seguro ya te enteraste que la Universidad de Santiago de Chile se encuentra trabajando en conjunto con la empresa Sigma en la reconversión de equipos respiratorios CPAP, habilitándolos como ventiladores mecánicos para enfrentar la atención de pacientes críticos por covid-19.

En efecto, el Departamento de Ingeniería Mecánica junto con el Departamento de Ingeniería Eléctrica y la Facultad de Ciencias Médicas, son parte del equipo liderado por la empresa Sigma, encargados del desarrollo del proyecto. También cuentan con la colaboración del personal del Hospital San Juan de Dios, donde se probó el primer prototipo, y de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la U. de Chile.

La base del proyecto es reconvertir el equipo respiratorio CPAP, que es utilizado originalmente para tratar la apnea del sueño. Con la instalación de asesores periféricos, se puede adaptar el dispositivo como ventilador mecánico, ayudando a combatir la pandemia.

Ante esta innovación, Eduardo Correa, Gerente General de Sigma y egresado del plantel, precisa: “La idea es no intervenir directamente el equipo porque dañas sus condiciones de seguridad. Estamos trabajando un sistema de control periférico, es decir, diseñando una modalidad fuera del CPAP sin ser invasivo en su operación original”.

El proyecto espera tener financiamiento de CORFO, que a principios de marzo hizo un llamado a entidades públicas y privadas para promover la elaboración de ventiladores mecánicos con motivo de la llegada del coronavirus al país.

Eduardo Correa, reconoce que en estos momentos -a nivel mundial- no está el material para elaborar ventiladores de alta gama. Sin embargo, espera que el proyecto cumpla con el 85% de lo requerido por CORFO, aportando al sistema de salud ventiladores invasivos de alto estándar.

Validación de funcionamiento

Proceso de reconversión CPAP modelo 1-2-3-4

En los dos meses de trabajo, se han desarrollado cuatro prototipos para adaptar el equipo respiratorio CPAP como ventilador mecánico.

El motivo por el cual el Departamento de Ingeniería Mecánica se encuentra participando de este proyecto, es para validar el proceso de funcionamiento del equipo respiratorio CPAP junto con los asesores periféricos.

El Gerente de Sigma indica que para el proyecto es fundamental contar con una entidad que tuviera la capacidad de poder trabajar y analizar el proceso de manejo de fluidos en aplicaciones biomédicas.

Claudio García, Director del DIMEC e integrante del equipo, detalla que se encuentran elaborando el proceso que permitirá evaluar y validar el correcto funcionamiento de esta reconversión.  “Nuestro rol es definir una certificación para el manejo de fluidos en el proceso mecánico de funcionamiento del equipo reconvertido”.

Reconversión de equipos en recintos de salud

El primer equipo reconvertido fue en el Hospital San Juan de Dios, el que ya se encuentra operando en los laboratorios de Sigma. Sin embargo, aún falta la realización de pruebas médicas, donde se necesita el apoyo de la Facultad de Ciencias Médicas y también las pruebas realizadas en animales en el laboratorio de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la U. de Chile.

A  pesar de los procesos que aún faltan por aprobar, Eduardo Correa y Claudio García se encuentran optimistas frente al correcto funcionamiento de estos equipos reconvertidos. Aseguran que ya se han contactado con hospitales públicos y clínicas privadas para comenzar la reconversión de equipos respiratorios CPAP.

Según estimaciones del MINSAL, tanto en entidades de salud públicas como privadas, hay un total de 1000 equipos CPAP potenciales para la reconversión. Al postular al proyecto CORFO, el equipo de trabajo se comprometió con la reconversión 300 equipos mensuales.

La ventaja de la reconversión del equipo, según sus desarrolladores es “al ser un equipo que los médicos ya conocen, no requiere de alta capacitación para manejarlo, además de estar aprobada su uso en pacientes como unidad CPAP”. De esta forma, el equipo les es familiar al personal médico y puede de ser operado de forma rápida.